La valoración media de 4 personas es: Excelente

Icired, el primer fichero de solvencia que ataca la reputación online de los deudores




Icired es una plataforma online que comparte en tiempo real impagos, un fichero de solvencia donde cualquiera puede reclamar sus impagos a golpe de click, mediante un procedimiento sencillo, ágil, efectivo y automatizado:

En la reclamación básica efectúa el requerimiento de pago y la notificación de inclusión en el fichero mediante cartas certificadas. Además, en el caso de deudores que sean personas jurídicas publica la referencia de impago en motores de búsqueda como Google, afectando así la reputación online de la empresa. Todo el proceso es notificado automáticamente al usuario y es supervisado por un departamento legal. Asimismo, Icired hace pública esta información y cualquiera puede consultarla en el fichero para prevenirse de posibles deudas, conformándose así una red colaborativa para penalizar a los malos pagadores.

La aparición de Icired no es baladí, supone una disrupción en el mercado tras escuchar sus necesidades, aplica lo mejor de los métodos que existen para recobrar una deuda: empresas de recobro, ficheros de morosidad y abogados. Descartando lo negativo de cada una: comisiones, cuotas mensuales, altos costes, poca transparencia, acceso restringido, largos plazos… Icired quiere suponer la antesala y el complemento por excelencia de la vía judicial, descongestionando así su saturado sistema, así como ahorrar costes.

La contribución a la economía de Icired es notable, su mayor pretensión es agilizar el tráfico mercantil en España y reducir al mínimo los impagos, lo que supondría, efectivamente, un crecimiento económico en España pues muchas empresas acaban echando el cierre por no poder cobrar las deudas.

Más información, pulsar aquí
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

Sin categorizar

Casos reales en los que es necesario mejorar la reputación online (I)

Malos tiempos para aquellas empresas cuyos procedimientos no cumplan con los estándares: internet tiene sus propias reglas y cualquiera puede cuestionar cualquier tema sin que se pueda evitar la réplica de otros usuarios y, con ello, todo un mar de críticas, comunicados, acusaciones… Lo que viene a ser toda una crisis de reputación online. Solo hace falta encender la televisión o visitar las págin ...