TheraMart Oficial Idea guardada 4 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

¿Sientes una protuberancia en la nuca? Tu celular podría ser el responsable

La Universidad de la Costa del Sol, ubicada en Queensland, Australia, determinó a través de un reciente estudio científico publicado en la revista Nature, que los teléfonos móviles estarían cambiando la estructura del esqueleto humano debido al modo en que nos encorvamos durante tantas horas al día.

El “pico óseo” ubicado en la parte posterior del cráneo sufriría una malformación debido a este hábito que nos han vuelto tan dependientes de los smartphones y que nos mantiene durante mucho tiempo observando sus pantallas, y la mayoría de las veces, sin ser conscientes que estamos en posiciones no recomendadas por la ergonomía.

Dadas estas modificaciones óseas, (que han bautizado como protuberancia occipital externa o cresta occipital externa), los autores de la investigación han arrojado la teoría de que podrían comenzar a salirnos una especie de cuerno occipital en la base del cráneo. ¿Pero cuánto tiempo tardarán estos cambios en ser notorios? ¿Los humanos comenzarán a nacer con esta especie de joroba? A continuación, te contamos en detalle cuáles serán las implicancias humanas según la universidad australiana.

 

 

 

¿Pasar tantas horas encorvados frente al celular podría crear humanos con cuernos y joroba? 

Durante los últimos días, la afirmación más escandalosa que ha generado este estudio fue que debido a la mala postura que tomamos por estar mucho con el celular, los humanos desarrollaríamos una especie de cuerno o sobrehueso en la cara posterior del cráneo.

El final de la columna vertebral y la musculatura subyacente, así como también los tendones y las fibras, sufrirían una deformación sobresaliendo notoriamente de nuestro cuello, tal como se ve a continuación en una resonancia de una paciente australiana de 28 años voluntaria de la investigación.

En la imagen que fue utilizada de ejemplo en la publicación, es posible observar un crecimiento de 27,8 mm. Para entender de qué se trata, hay que tener en cuenta que en términos médicos 3 o 5 mm puede considerarse una protuberancia en la cabeza importante. 

Crédito: Nature Scientific Report

 

Es importante destacar que estos cambios no han sido evidentes solo en unos pocos voluntarios, sino que los investigadores realizaron exámenes a más de mil personas de entre 18 y 86 años para encontrar este patrón sorprendente que mostraba este hueso inusual en la nuca.

David Shahar, líder del equipo de científicos, indicó que esta modificación puede deberse a la tensión mecánica, repetitiva y sostenida debido a la mala postura, en partes del cuerpo que no usamos con frecuencia. Esto conduciría a la adaptación de los tendones y los tejidos conectivos de la zona del inion.

De acuerdo con algunos resultados de la investigación, un número cada vez más grande de personas, especialmente aquellos entre 18 y 30 años, han experimentado crecimientos óseos anormales como cuernos occipitales en la parte inferior del cráneo, denominados protuberancias occipitales externas agrandadas. Desde el estudio indicaron:

"Los trastornos musculoesqueléticos relacionados con la mala postura durante el uso de computadoras y tablets se investigaron de forma exhaustiva y se identificaron como un factor de riesgo para el desarrollo de síntomas relacionados en el cuello, los hombros y los antebrazos "

 

¿Pero nos saldrá un cuerno de tanto mirar el móvil O NO?

Es importante destacar que estos cambios no serían evolutivos, sino ocasionados por una mala postura permanente que terminaría produciendo desórdenes musculoesqueléticos generando problemas de cuello, hombros, además de daños cervicales irreversibles.

En una entrevista para National Geographic, Mark Sayers, coautor del estudio y experto en Biomecánica y Deporte en la Universidad de Costa del Sol, expresó que no hay datos suficientes que permitan explicar que existe una relación causa efecto directa entre el uso de móviles y el crecimiento de las protuberancias en el cuello, que se ha malinterpretado el estudio en los medios y que se ya se está realizando una corrección al respeto.

 

Es una cuestión adaptativa, no evolutiva



via GIPHY

David Shahar, autor principal del estudio, indica que los resultados son contundentes, pero aclara que: "En ningún momento hemos estudiado el uso de los teléfonos móviles. Únicamente hemos resaltado la sorprendente prevalencia y la magnitud de estas protuberancias entre la población joven. Todo lo demás es especulación".

Además, Shahar agregó que, con sus 20 años de experiencia en la medicina, solo en esta última década ha observado este tipo de cambios óseos en el cráneo de las personas jóvenes. ¿Coincidencia?

Parafraseando a los investigadores, nuestro cuerpo se adapta continuamente a los cambios físicos, y en este caso en particular, lo hace como consecuencia de una mala postura, pero no significa necesariamente una evolución, si un motivo más que suficientes para tomar conciencia de nuestra postura y hacer algo al respecto.

 

Estudios confirman que pasamos mucho tiempo frente al celular 

Una investigación realizada en 2017 en el Reino Unido por la Oficina de Comunicaciones (OFCOM) reveló que una persona promedio pasaría unas 24 horas semanales frente a su teléfono móvil.  Y no solo eso, sino que también, verificarían su teléfono cada 12 minutos.

Solo en el Reino Unido, el 78 por ciento de los británicos tendrían al menos un smartphone y uno de cada cinco adultos pasaría, además del tiempo frente al celular, unas 40 horas en línea cada semana.

Tomando las cifras del relevamiento, dos de cada cinco adultos (40%) revisa su teléfono por primera vez a los cinco minutos de despertarse y el 65% serían menores de 35 años. Del mismo modo, el 37% de los adultos chequearía su teléfono cinco minutos antes de que se apaguen las luces, y nuevamente aumenta al 60% en menores de 35 años.

Estas estadísticas contribuyen notoriamente a demostrar que pasamos demasiado tiempo inclinados sobre nuestros teléfonos y viviríamos con una alta dependencia a estar hiperconectados. En este sentido, la protuberancia en la cabeza sería inminente si no mejoramos nuestros hábitos y nuestra postura.

 

6 Consejos para mejorar tu postura cuando estés con el móvil 

Intenta tener una buena postura cuando estés sentado con el celular. La silla en la que estemos trabajando desde el móvil deberá proporcionarnos un buen apoyo lumbar para que la espalda descanse y se curve lo menos posible. Ambos pies deberán permanecer apoyados en el suelo y se recomienda mantener las rodillas al mismo nivel o por encima de las caderas.

Sujetar bien el móvil es muy importante, incluso sostenerlo con ambas manos. Se recomienda colocar la cabeza en una postura natural procurando mantenerla en una posición que no nos obligue a forzar movimientos.

Utiliza varios dedos para tipear. Alternar entre los pulgares y el resto de los dedos al teclear aliviará la tensión muscular.

Evita inclinar hacia adelante el cuello y la espalda. La posición correcta para el móvil será a la altura del pecho.

Tómate pequeños descansos. Es más eficaz tomar pausas cortas y frecuentes que pausas muy largas. Hazle caso a tu cuerpo, porque te pedirá descansar debido a la fatiga física, visual y mental.

Provéete de productos terapéuticos que alivien los dolores posturales y que te ayuden a permanecer en una buena posición durante toda tu jornada laboral, como el excelente cojín Theraback. En Theramart encontrarás una amplia colección de cojines posturales ideales para cualquier necesidad de tu espalda, cuello y pelvis. Y luego de leer este artículo también quizás quieras evitar malformaciones en tu esqueleto y lesiones a largo plazo. ¿Quieres saber si pasas demasiado tiempo en el celular y cómo solucionarlo? Completa nuestro exclusivo TheraTest personal y recibe un gran consejo que mejorará tu salud: 

 

 

Fuente: este post proviene de TheraMart Oficial, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos