comunidades

Como reducir riegos en tu empresa con la tecnología



 

Claves para reducir los riesgos en tu empresa con la tecnología

 

Una empresa puede obtener ingresos y gastos. Y enfocar todo su esfuerzo en cómo maximizar ingresos y minimizar gastos. Aún así, no siempre medimos con acierto los riesgos financieros, descuidando que en ocasiones un imprevisto de carácter informático o legal puede pasarnos factura en el futuro.

Pensamos por ejemplo en esas empresas que no llevan un buen sistema de copias de seguridad. Almacenan toda su documentación en los ordenadores de cada empleado. Además de que la información no está compartida, esto es un riesgo claro cuyas consecuencias pueden ser peligrosas.

 

Claves para reducir los riesgos en tu empresa

 

Imagina que perdieras una gran cantidad de información importante debido a un virus informático. O que alguien robara datos confidenciales del ordenador de tu negocio y después los utilizase, generando problemas legales con tu empresa debido al lógico enfado de los perjudicados.

Estos problemas se reducirían si lleváramos un mejor control de la documentación. Por ejemplo, unificando los sistemas de gestión en una sola herramienta de software de gestión documental, que nos permitiera tener nuestra información a salvo en servidores externos y seguros, con información cifrada. De esta forma, las cosas no quedarían al arbitrio de lo que haga cada empleado en su ordenador.

Otro de los grandes problemas y riesgos para las empresas es la falta de cultura digital. Aunque pueda parecer algo muy intangible, la falta de formación en temas informáticos es un riesgo. No sabemos en qué momento un empleado determinado puede cometer un error y acabar siendo víctima de un fraude cibernético, costándole miles de euros a la empresa.

Especialmente con las empresas que se han adaptado hace poco a las exigencias del mercado digital, la formación es hoy más importante que nunca para reducir riesgos. No se puede dejar todo en manos del informático de tu PYME, ni tampoco que cada cual se ocupe de tareas para las que no está preparado, pero sí que tienen repercusión en el resto de la empresa.

Si quieres reducir los riesgos que asume tu empresa, debes estar seguro de lo que haces en Internet y de cómo lo haces. De dónde, cómo, cuándo y quién guarda qué información y por qué. Son tareas que antes podían pasar inadvertidas, o que podían tener poca importancia, pero que hoy día se han convertido en un imprescindible para que tu empresa sea capaz de disponer de sistemas informáticos seguros, empleados responsables y redes de seguridad que permitan salvaguardar los datos personales y la privacidad de las personas.
  

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos