Cómo generar códigos QR

Si os hablamos de ‘Quick Response Code’, o lo que es lo mismo, ‘Código de respuesta rápida’, probablemente muchos no sepáis a priori a qué nos estamos refiriendo. Sin embargo, si lo reducimos a las siglas QR, la cosa cambia, ¿verdad? Y es que desde hace unos años nos hemos familiarizado con esos pequeños cuadraditos llenos de ‘manchas’ negras que pueden albergar todo tipo de información detrás.

Sin embargo, ¿sabemos realmente qué son los códigos QR? Y, sobre todo, ¿cómo podemos generar código QR? En el artículo de hoy intentaremos resolver todas las dudas.



 

¿Qué es un código QR?
 

Como decíamos, el código QR es un cuadrado formado por un patrón de líneas y puntos, en principio negros y blancos (aunque podrían ser de otros colores), que, al ser leído por un escáner (a través del móvil, la Tablet…) se traducen en información. En concreto, aunque existen diferentes versiones del código, los más usados son los que incluyen una matriz de 25x25 módulos, o de 29x29.

Así, el código está formado por tres cuadrados en tres esquinas, que sirven para orientar al escáner, más el patrón de líneas que identificarán la información. Podríamos decir que se trata, pues, de una versión de código de barras pero que puede albergar diferente tipo de información. De este modo, su capacidad llega a 1089 caracteres numéricos, 4296 alfanuméricos y 2953 bytes de información binaria.

 
¿Cuál es el origen de los códigos QR?
 

Para encontrar el origen de estos códigos debemos remontarnos a 1994, con la compañía japonesa Denso Wave, filial de Toyota. El objetivo de sus padres japoneses era crear un código que trabajara y proporcionara la información a una velocidad superior. En 1998 publicaron finalmente el estándar japonés, y en el año 2000 el internacional ISO. Así, mientras en su país de origen era ya muy habitual su uso en los años 2000, en el resto del mundo fue ya en la década de 2010 cuando se empezó a popularizar.
 

¿Qué ventajas tienen los códigos QR?
 

Además de la versatilidad en cuanto a tipo de información, su principal ventaja es la velocidad a la que la devuelve. Es importante también destacar que este tipo de códigos cuentan con una compensación de errores, de forma que, en caso de que se dañen o haya poca luz, aún pueden ser leídos por el escáner.

Por su parte, desde el punto de vista del marketing, el uso de este tipo de códigos proporciona a las marcas la posibilidad de innovar, ofreciendo mucha información en un espacio reducido, con una gran cobertura (podemos imprimirlos en diferentes 'ventanas', como son catálogos, tarjetas, etiquetas, paradas de autobús...) y con la opción además de medir los resultados. 




 

¿Qué tipo de información puede albergar y cuál puede ser su utilidad?
 

Detrás de un código QR puede haber muchos tipos de información y contenidos. Por ejemplo, a través de la web de Qrty podréis crear códigos QR para:

- El menú de un bar o restaurante.
- Una tarjeta de visita.
- Información sobre un negocio: dónde se encuentra, qué servicios ofrece, contacto, enlace directo a hacer pedido, etc.
- Enlace directo a una página web.
- Enlace directo a la descarga de una aplicación.
- Conexión directa con una red Wi-fi, sin necesidad de contraseñas.
- Acceso a un vídeo, un documento PDF, imágenes…

Partiendo de esta idea, las utilidades de un código QR pueden ser infinitas, tanto desde el punto de vista del márketing, como a nivel usuario: folletos y catálogos, entradas de espectáculos, invitaciones de boda... 
 

¿Cómo se lee un código QR?
 

Actualmente es muy sencillo, ya que muchos smartphones llevan incorporados en su propia cámara la funcionalidad de leer los códigos QR. En caso contrario, tan solo es necesario descargar una aplicación, que usará la cámara del móvil para su lectura.
 

¿Cómo puedo crear mi propio código QR?
 

Para crear código QR podemos hacer uso de páginas como Qrty, que proporciona un generador muy sencillo de utilizar y con diferentes opciones:

- Creación de códigos dinámicos, es decir, podríamos editar a posteriori la información que albergan.
- Escoger entre diferentes tipos y diseños predeterminados.
- Personalizar los códigos con su propia herramienta de diseño.
- Descargar el código en diferentes formatos.
- Hacer seguimiento de los códigos.

¿Nunca os habíais planteado la posibilidad de generar vuestros propios códigos para usarlos en vuestro negocio o en vuestra vida personal? Pues es el momento de tenerlos en cuenta, ya que, como veis, tan solo os llevará unos minutos tener vuestros QR listos para ser usados.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: