comunidades

SUERTE



Cómo no iba a creer en la magia

si llegaste de la nada

y convertiste en luz toda esta oscuridad,

si tiraste en la fuente de mis latidos una moneda

y fuiste capaz de hacerme destino.

Llegaste con el viento del este

y lo hiciste para quedarte,

para hacer desaparecer la niebla gris

y enseñarme algún que otro truco para ser feliz,

mi alma,

y mis alas,

ahora saben que tus hechizos no fallaban

y con un simple abracadabra

conseguiste quitarme el miedo a las alturas que me impedía volar.

Desde entonces todas mis cartas son tréboles

y dan suerte,

todo son escaleras de color,

y ese full directo al corazón,

también los deseos se cumplen

y no sé si será porque las estrellas son más fugaces que nunca

porque hasta ellas quieren verte haciendo realidad su ilusión,

la de vernos siempre encender fuegos artificiales en el balcón,

de esos qeu se enamoran del cielo

y hasta de los luceros,

los mismos que se dejan robar un beso cuando los roza su efímero resplandor.



Fuente: este post proviene de amiklea, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Muchos dirán que con el surgimiento de Internet la labor de las editoriales ya no es necesaria, porque un autor puede autopublicarse. Es una opción y, quien lo desee y tenga tiempo para hacerlo, me pa ...

SOSPECHAS Víctor Llegué a la escuela más tarde de lo debido. Por fortuna no había nadie cuidando la entrada; de lo contrario, no hubiera podido pasar a recibir mis últimas clases. Los alumnos en gener ...

Etiquetas: PENSAMIENTOSPOESÍA

Recomendamos