Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cómo trabajar de forma inteligente

Cómo trabajar de forma inteligente
La creencia popular dice que trabajar duro es la piedra angular del éxito, que tienes que sudar la gota gorda, perder horas de sueño y dedicarle al trabajo más energía de la que tienes.

Y sí, es posible que esa opción te ayude a alcanzar logros, aunque no es necesariamente la única que puedes aplicar para llegar a los mismos resultados.

La segunda opción es trabajar de forma inteligente, es decir, optimizar el tiempo y el esfuerzo, aprender a tomar las decisiones correctas y avanzar a pasos acertados.

En este artículo aprenderás ocho pautas generales que te ayudarán a elaborar un plan de uso eficiente de tu tiempo y tu empeño y a trabajar de forma inteligente.

Cómo trabajar de forma inteligente

Enfócate en la calidad de las tareas que realizas, no en la cantidad: aprende a priorizar tareas y pon el enfoque en completar las más importantes o aquellas cuyo impacto sea mayor al momento de alcanzar el objetivo que quieres lograr.

Reconoce tus fortalezas y tus debilidades: haz una lista honesta de cuáles son tus habilidades más sobresalientes y cuáles aquellas en las que no logras destacar.

En base a eso, trata de asumir proyectos que coincidan con tus puntos fuertes y delega aquellos que toquen tus puntos débiles. Esto te ayudará a usar tus recursos y tu talento de un modo más eficiente.

No compres resultados con moneda emocional: no malgastes tu energía trabajando en un proyecto que no te guste o que no esté dentro de tu rango de intereses, más allá de la retribución económica que pueda traerte.

Tarde o temprano terminarás abandonándolo y habrás perdido valiosos recursos que podrías haberle dedicado al trabajo de tus sueños.

Organízate: si quieres trabajar de forma inteligente organiza las tareas en grupos según se asemejen o se conecten y dedícale a cada grupo un momento específico del día.

Por ejemplo, a menos que esperes un email urgente, no es necesario abrir la bandeja de entrada de tu correo quince veces al día. Es mucho más efectivo revisar el correo una o dos veces y dedicar un momento de la jornada exclusivamente para ello.

Edúcate: la educación es tu mejor amiga: para trabajar de modo inteligente has de mantenerte en constante formación, aprendiendo sobre nuevas tendencias y mejorando tus habilidades.

El mercado laboral evoluciona y has de estar listo para adaptarte de modo práctico a cualquier cambio que se presente.

Cómo trabajar de forma inteligente


Delega: no tengas miedo de delegar las tareas que te roban tiempo, que precisan más habilidades de las que dispones o cuyos resultados no justifican las horas de trabajo que les dedicas.

Puedes echar mano de plataformas on-line como StarOfService para encontrar profesionales en las tareas en las que necesitas ayuda.

Busca atajos: esto no significa que debas dejar tareas incompletas o darle poco valor a tu trabajo, sino todo lo contrario: para poder optimizar el tiempo es necesario estudiar meticulosamente el proceso requerido para alcanzar un objetivo y analizar alternativas que permitan alcanzar el mismo resultado con un menor uso de recursos.

Invierte tu tiempo de forma inteligente:  prioriza y administra tu tiempo de modo eficiente, utilizando los momentos del día en los que eres más productivo para aquellas tareas que más requieran de tus talentos o habilidades y deja las tareas sencillas o poco importantes para cuando no te sientas necesariamente al tope de tus capacidades.

.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos